Martes, 22 de Enero de 2019

De piropos a acosos sexuales, afecta a porcentaje de población femenina en San Andrés Tuxtla

San Andrés Tuxtla, Ver,, Martes, 03 de Octubre de 2017.

Luis Manuel Toto Pólito.

 

Los piropos son una forma de acoso sexual que pueden generar una agresión mayor a una mujer como el feminicidio, según revelaron estudios de Género de la Universidad Veracruzana, al respecto la directora del Instituto Municipal de la Mujer Arcelia Arce Arenas señala que este órgano ha atendido al menos cuarenta casos donde se ven involucradas esta clase de expresiones.

Desglosando estas cifras, de acuerdo a Arcelia Arce Arenas, mantiene registros de al menos diez casos más que han llegado a acosos sexuales en donde se ve involucrados hombres, que incluso han llegado a tocar las partes íntimas de mujeres que caminan o circulan en transporte público, es decir han pasado de un piropo a una agresión.

“Muchas veces optamos por no dar una cachetada o reclamar porque estamos expuestas, y esto se debe a que somos más débiles físicamente, pero de alguna manera mientras se arregla la situación al dar una cachetada pueden respondernos con un golpe”.

Aunque poco factible que pueda tener atención de autoridades, la directora del Instituto Municipal de la Mujer señaló que deben ser enteradas de lo ocurrido.

“Talvez no hagan gran cosa, talvez no está tipificado para que una persona llegue a la cárcel, pero deben tomarse medidas apremiantes para que en lo sucesivo no vuelva a realizarse, porque es muy incómodo para nosotras las mujeres”.

Estela Casados, directora de la Maestría en Estudios de Género de la Universidad Veracruzana, al respecto expuso en un desplegado que esta forma de invadir la intimidad de una mujer en la vía pública es tan común que se ha normalizado aun cuando hay una connotación de agresión sexual de por medio.

Por otra parte, señala que la cultura popular los normaliza. Los piropos y hasta albures son parte de la cultura popular, se normalizan en medios de comunicación como la televisión, donde se aborda en géneros como la comedia en la que se presenta de forma entretenida y hasta divertida un “piropo” a una mujer.

“Si tú fueras mi media naranja, me pasaría exprimiéndote todo el día” “Te veo y me gustaría ser gato para pasar siete vidas contigo”. “Así como choca la ola en la roca, me gustaría que chocaran tus labios en mi boca” son algunas de las frases que en horario estelar y en televisión abierta en la programación de Televisa expresa Adrián Uribe con su popular personaje “El Vitor”, un supuesto chofer de microbús cuya habilidad es “piropear” a las mujeres.

“Se les autoriza socialmente para que invadan el espacio de una desconocida muchas veces, a la cual de manera soez se hace una referencia” expuso la académica.

Halagos; acoso sutil

Un halago por muy galante que sea es también una forma de agresión, insistió: “Hay formas mucho más sutiles y menos grotescas de referirse a una mujer que camina por la vía pública. Puede ser una palabra que no sea una grosería o una frase que no cae en un uso grotesco, un halago entre comillas, aquí el punto es que el hecho mismo, independientemente de que se utilice lenguaje soez o no, lo que evidencia es que los hombres tienen el derecho y el permiso social para invadir el espacio de una desconocida”.

Así, las miradas acosadoras y en partes específicas del cuerpo como los senos, glúteos o genitales son otra forma de acoso que deben enfrentar las mujeres en las calles.

“Expresiones, miradas, sonidos que muchas veces los hombres hacen, el chiflido y otro tipo de sonidos con la boca para piropear entre comillas a la mujer que va caminando por la calle”.

¿Qué pasa cuando una de las mujeres acosadas en la vía pública enfrentan a sus acosadores o los denuncian?

Una de las primeras acciones a las que pueden enfrentarse las mujeres víctimas de acoso es el reclamo de sus propios agresores.

“Son tan sutiles, que muchas veces cuando una mujer se indigna y ahora sí, toma acciones en torno a ello se dice que es una persona que está exagerando, una mujer amargada, etc.” “Se ha validado a tal extremo ese tipo de prácticas que parecen realmente una exageración” dijo al respecto Estela Casados.

Aunque la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia define como violencia el que se consideren como objeto, las autoridades minimizan al acoso callejero cuando es denunciado.

“Está en la Ley, hay tipos y modalidades de violencia, las modalidades se refieren al ámbito donde esta violencia se lleva a cabo. El ámbito público, es decir, las calles es un ámbito donde no se puede llevar la violencia”.





Portada | General | Política | Deportes | Sociales | Columnas | Policiaca | Lo que dice la gente


Directorio:


MSCE. Ma. del Pilar Rosario Gutiérrez / Directora General.
Lic. Thelma Herrera Meza / Social Media Manager.

Vicente Guerrero No. 303 Altos • Centro • Acayucan • Veracruz • Tels. 924 24 528 84, 924 118 04 60, 924 118 04 61 y 924 118 04 62 •

Desarrollado por: Infocenter México